Ivan está viajando para enseñar a presentar durante estas semanas. En un tiempo muerto desde el aeropuerto de Bilbao, me pide que me encargue del artículo de esta semana. Le he escuchado enérgico, lo que me ha llevado a recordar algunos de mis viajes y cuánto me cansaban al principio.

Contamos con viajeros habituales entre nuestros lectores, y precisamente pensando en ellos, traigo algunos consejos para que un largo recorrido no merme tu capacidad de presentar.

Antes de nada, permíteme advertirte que algunos de estos consejos se basan en mis propias experiencias personales tratando de llegar a una región al otro lado del charco en la mejor forma posible; cada cuerpo es distinto y probablemente necesites unas cuantas travesías antes de encontrar la manera que se ajuste a tu ritmo.

 

Estos son los consejos para viajar y presentar con energía

Ejercicio: el truco más sencillo, vayas donde vayas

Con una sesión de fitness o echarse a correr un rato antes de prepararnos para salir, le daremos a nuestro cuerpo la dosis de cansancio justa para subir a un tren o un avión relajados y listos para echar una cabezadita. Si además estamos muy acostumbrados a visitar el gimnasio o correr por nuestra ruta favorita, una rutina ligera de ejercicio puede ayudarnos a trabajar mientras nos desplazamos.

Nada de pastillas

Siguiendo con la idea de dormir en el transporte, antihistamínicos, somníferos o relajantes parecen la solución más inmediata y rápida. Sin embargo, sus efectos pueden durar más tiempo del que descansemos y, especialmente si el viaje es muy largo, retrasan nuestra capacidad de adaptación al entorno de destino.

Tapones de oídos, esos milagros ignorados

O quizá sólo los ignorara yo, pero lo cierto es que los tapones son vitales para asegurar nuestro descanso, especialmente si viajamos en clase turista. También son tremendamente útiles si pretendemos arañarle horas de trabajo al trayecto o para evitar que conversaciones y ruidos se cuelen en nuestro hilo de pensamiento mientras repasamos el guion de nuestra presentación.

Ojo con los estimulantes

Aunque resulte atractiva la idea de aguantar carros y carretas a base de azúcares, cafeína, teína y otros estimulantes, éstos son traicioneros. Para empezar porque su efecto se desvanece entre una y tres horas después de su consumición, minándonos el ánimo y la energía; porque dificultan la retención de líquidos —lo que se traduce en menos reposo y mayor inquietud—, y facilitan la deshidratación, que es una de las formas más rápidas de desconcentrarse y sentirse incómodo. En todo caso, puestos a demostrar nuestro poderío físico, los estimulantes facilitan la aclimatación en el sitio de llegada.

Combate el Jet-Lag manteniendo el orden en tu vida

Nuestro cuerpo es bueno adaptándose a los ciclos de luz, pero necesita tiempo. Si a eso le sumamos nuestra nefasta capacidad para coger la medida a nuevos horarios de alimentación y descanso y lo aliñamos con el stress propio de un viaje, nos encontramos con que nuestra maquinaria puede pasar un mal rato en eso de funcionar a pleno rendimiento.

Me he acostumbrado a pasar la semana previa a un viaje largo ajustando mis horarios a los que podría encontrar en destino. Para ello tenemos distintas técnicas, desde una sencilla resta o suma de horas a instalar apps en nuestro iPhone o Android, pero el objetivo sigue siendo el mismo: aclimatarnos de antemano para evitar que el desbarajuste horario dé al traste con nuestras capacidades.

Y por último…

Lleva lo indispensable, pero también lo necesario

Este consejo no es tanto de salud, sino para evitar que la pierdas por un infarto: aunque estés seguro que en tu presentación solo necesitarás acceso a un USB, nada te impide llevar una copia de seguridad, un set de rotuladores para escribir en papel y pizarra blanca, tu propio ordenador portátil o tablet, o incluso un Chromecast. Más vale prevenir que lamentar, ¡piensa siempre en un plan B (¡o C, o Z!)!

Estos son algunos consejos, pero seguro que nuestros lectores conocen algunos más. ¿Por qué no te animas y compartes algunas ideas para conservar las fuerzas cuando te toca viajar?

 

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.