Buscamos elementos nuevos y frescos para dar un toque atractivo y contundente a nuestro discurso, cuando tenemos un arsenal de recursos retóricos clásicos que pueden ayudarnos. En su día te hablamos del tricolon, hoy te vamos a hablar de la anáfora y la epístrofe: 2 trucos de comunicación de Obama para potenciar sus discursos.

Barack Obama tiene la habilidad de dar vida a las ideas a través de un lenguaje rico, un texto estratégicamente compuesto para sonar redondo, que convierte el mensaje en algo que merece ser escuchado.

Si quieres aprender todas las técnicas y secretos del gran comunicador puedes visitar nuestro videocurso “Presenta como Obama”. Pero te voy a adelantar los que más definen sus discursos y que comparte con alguien que bien podría ser su maestro: Martin Luther King Jr.

En su más famoso discurso, utilizó el…

“I have a dream…”
“I have a dream…”
“I have a dream…”

Hasta 8 veces lo repitió en unos escasos 5 minutos.

Se trata de repetir la idea para que la recuerdes. Todos hemos memorizado cosas por repetición, o hemos incorporado canciones sin darnos cuenta, también, por repetición. Por eso repetir nos ayuda en este caso a sembrar ideas en las mentes de quienes nos escuchan. Pero ¿cómo hacemos para que la repetición en vez de ser monótona, aburrida, pesada… se convierta en lo contrario? ¿En algo que te ayude a dar estructura y ritmo al discurso?

 

Los 2 trucos de comunicación de Obama para dar contundencia a sus ideas

Empezamos con la Anáfora, que es la repetición de una palabra o grupo de palabras al comienzo de varios versos o frases. Sería exactamente el caso del “I have a dream…” que te comentaba.

Aquí tienes algunos ejemplos que he extraído y traducido de sus discursos de campaña:

“Ohio, no estoy listo para rendirme en la batalla. (Aplauso)
No estoy listo para rendirme en la batalla de asegurarme de que la clase media crezca. (Aplauso)
No estoy listo para rendirme en la batalla por conseguir que cada niño tenga su oportunidad. (Aplauso)”

He vuelto a Iowa una vez más para pediros vuestro voto. (Aplauso)
He vuelto a Iowa para pediros que nos ayudéis a terminar lo que empezamos. (Aplauso)”

Hemos llegado demasiado lejos como para dar media vuelta. (Aplauso)
Hemos llegado demasiado lejos como para flaquear. (Aplauso)”

“Pero son los sueños de esos niños los que serán nuestra gracia salvadora.
Son los sueños de esos niños lo que nos mueve adelante.”

Mientras haya un solo americano que quiera un trabajo pero no lo encuentre;
mientras haya familias trabajando duro pero que siguen quedándose atrás;
mientras haya un niño en algún lugar de Des Moines, en algún lugar de Iowa, en algún lugar de este país languideciendo por la pobreza, apartados de la oportunidad – nuestro trabajo no estará terminado. (Aplauso)”

Por otro lado tenemos la epístrofe que es exactamente lo contrario. La repetición es de una palabra o grupo de palabras al final de varios versos o frases

Este, en mi opinión es más poderoso que el anterior, porque no sólo tiene efecto repetición sino que sintoniza a la audiencia que puede acompañarte mentalmente acabando cada frase contigo –aprovechando la debilidad de nuestro cerebro por predecir- y eso da una sensación de conexión de pensamiento muy fuerte.

Escucha este ejemplo extraído del mismo discurso de Ohio

“La mujer despedida que vuelve al centro de formación a aprender para poder llevar a cabo dos trabajos; ella necesita un defensor.
El dueño del restaurante que necesita ampliar su crédito después de que el banco se lo denegara. Él necesita un defensor.
Los cocineros, las camareras, los encargados de la limpieza de un hotel que tratan de comprar su primera casa o enviar a sus hijos a la universidad. Ellos necesitan un defensor.
El mecánico que perdió su trabajo cuando cerró la planta que ahora reabrimos, y que ahora está de nuevo en la planta. Arreglando un coche, llenando de nuevo su dignidad y orgullo haciendo un buen trabajo. Él necesita un defensor.
Esos niños, en la periferia, en pueblecitos de granja en los valles de Ohio, paseando por las colinas de Virginia. Niños que sueñan con convertirse en científicos, o doctores, o ingenieros, o emprendedores, o diplomáticos, incluso en presidentes. Ellos necesitan un defensor en Washington.”

Ahí lo tienes, 2 trucos fáciles que utiliza Barack Obama y que puedes empezar a utilizar desde ya. No requiere práctica ni entrenamiento, sólo pensar en tu próxima presentación qué conjunto de palabras quieres clavar en la mente de tus oyentes.

Y recuerda que si quieres aprender todas las habilidades de un gran comunicador, analizando videos de sus discursos, te espero en el curso Presenta como Obama. Cómo utilizar los poderes de la persuasión para convertirse en un gran comunicador.

 

Presenta como Obama

By | 2017-09-07T11:39:33+00:00 30 septiembre, 2015|2 Comments

2 Comments

  1. anonim 02/10/2015 at 8:16 pm - Reply

    No traduzcas champion como “campeón”. Significa alguien que apoye una causa, un soporte, un defensor, un promotor…

    • Ivan Carnicero 02/10/2015 at 8:29 pm - Reply

      Gracias, anonim, no encontraba un sinónimo adecuado. Lo corrijo. Espero que el contenido te haya sido útil. Un saludo!

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies