Así fue nuestro 2017

Así fue nuestro 2017

Hemos cerrado un año que se nos ha hecho más corto que nunca. Lo cierto es que estamos muy contentos de todos los retos que hemos superado y aunque nuestras expectativas no se hayan cumplido del todo (a veces la ambición no mide que un año son solo 365 días) podemos darnos por satisfechos.

El pasado 12 de enero, el equipo de SpeakersLab hicimos nuestro día de catarsis y después de un viaje a lo largo de tres escenarios diferentes de Barcelona (pasado, presente y futuro) fuimos repasando y proyectando en esta línea continua del tiempo que nunca se detiene. Una de las cosas que tuvimos que hacer es, como toca a principios de enero, un balance y sacamos algunas conclusiones. Y éstas, a su vez, generaron ideas que irás descubriendo a lo largo de este 2018.

Como tú, aunque sea solo porque estás visitando esta página, formas parte de este año, queremos compartir contigo algunos de los datos que son el reflejo de nuestra actividad y la de nuestros clientes.

 

El año en cifras

Atendiendo al resumen de cifras, nuestra actividad se ha materializado en 435 horas de formación impartidas para 386 personas que han valorado su experiencia en un 8,93 sobre 10. Obviamente, detrás de estas 435 horas de clases hay muchas más de trabajo: reuniones, detección de necesidades, personalización de los cursos, formación para los formadores, preparación de materiales, administración, etc.

Sin embargo, no teníamos un objetivo de horas al empezar el 2017. Ni siquiera de cursos. El verdadero objetivo que nos marcamos está en la satisfacción de esos 386 estudiantes, que ya es una masa crítica a escuchar. Y aquí estamos muy contentos por superar nuestro lindar del 8,8. En definitiva, queremos hacer buenos cursos, no importa si muchos o pocos, pero que sean buenos.

También nos hemos fijado en la ratio alumnos/curso, en este caso 386/45 que nos dan una media de 8,6 alumnos por curso. Este es otro de los sellos de identidad en nuestras formaciones que se asocia a la calidad de las mismas. Los grupos pequeños, al trabajar habilidades, permiten poner el foco en los alumnos, profundizar mejor en sus debilidades y practicar más para que su aprendizaje sea más completo.

0
Cursos Impartidos
0
Horas de Formación
0
Participantes
0
Satisfacción Media

Ranking de cursos más demandados

Otro dato curioso, al menos para nosotros, es qué formaciones se han impartido más veces. En el siguiente ranking puede comprobar qué necesidades son más acuciantes para nuestros clientes, qué cursos han gustado más por lo que tienen más recurrencia o simplemente qué está más de moda.

El curso que más ediciones ha cosechado es este módulo de Presentaciones Wow! que hace referencia al diseño de presentaciones. Lo que más sorprende a los participantes es que no se trata de un curso de ofimática donde aprender a manejar mejor PowerPoint (aunque se desvelen muchos trucos que provocan caras de asombro y risotadas de satisfacción). Lo interesante de este curso es que nos enseña a relacionarnos con el visual adecuadamente, a saber qué debe ir y qué no en las diapositivas. Por eso mismo, trabajamos la conceptualización visual de la información (visual-thinking) así como las normas básicas de diseño para mantener un aspecto profesional y atractivo sin tener que ser diseñador.

Nuestro programa estrella tiene el objetivo de dejar de hacer presentaciones del montón y orientarnos a las presentaciones brillantes. Sus tres módulos se centran en la elaboración de un mensaje con una estructura clara y algunos trucos de retórica (Mensaje Potente), el diseño de los visuales (Impacto Visual) y la comunicación escénica como elemento para atraer y conectar con la audiencia (Conexión Poderosa). Este es nuestro programa de presentaciones más básico, aunque para algunas empresas les suene a avanzado. La realidad es que comparado con el Presentaciones Eficaces de los 90 que tantas veces hemos visto, representa un cambio de paradigma tanto en contenido como en metodología. Es la entrada a un nuevo mundo, aunque una vez dentro aún queda más por descubrir.

También conocido como comunicación en público, es uno de los módulos de Presentaciones Wow! que también puede hacerse por separado (aunque tenga mucho más sentido hacerlo entero). En este caso, se centra en la puesta en escena: cómo usamos el cuerpo, cómo dominamos el espacio, qué hacemos con las manos o qué uso damos a la voz son algunas de las dudas que quedan resueltas en este curso. De hecho, algún comentario habitual es “no sabía que había tantos detalles que influyen al hablar en público”. Que los estudiantes vean, comprendan y, sobre todo, practiquen es lo que hace de este curso especialmente divertido y dinámico, sometiendo a los alumnos a montones de pruebas con las que van acumulando enseñanzas.

Siguiendo en nuestro ámbito de comunicación, el Redactar para Impactar es un curso en el que preguntarse (y resolverse) cómo utilizar las palabras para conseguir lo que necesitas cuando sólo puedes comunicarte por escrito. Montones de textos salen de nuestros ordenadores: mails, avisos, convocatorias, artículos, informes… pero, ¿estamos seguros de que estamos utilizando los recursos del lenguaje estratégicamente? Los estudiantes aprenden a que sus textos tengan formalmente más calidad, sean más atractivos para que de verdad la gente se los lea y, finalmente, sean más persuasivos para que consigan el fin para el que se han escrito. Un curso que aporta montones de herramientas para usar en todos los escritos del día a día.

Con este programa de entrenamiento individual hemos preparado a profesionales a preparar sus presentaciones. La diferencia de una formación al uso es que, en este caso, el alumno tiene un evento definido y quiere trabajar para que salga redondo. Hemos trabajado con kick-offs anuales, con presentaciones para solicitar fondos o con presentaciones internas en las que el mando intermedio no se siente seguro para desarrollar su liderazgo. El SmartSpeaker es un lujo para que el que lo vive y así se lo hacemos constar a sus participantes. Tener la completa atención de uno o dos expertos que trabajan contigo semana tras semana y personalizando el contenido para sacar un producto real es un trabajo de sastrería de alta costura. Y eso es lo que sacan en común todos estos participantes, además de lo rápido del avance al tener una acción tan individualizada, la sensación de haber sido premiados por sus empresas.

Como ves, nuestro buque insignia sigue siendo Presentaciones Wow! ya sea en su conjunto o por módulos sueltos. Y es bastante predecible ya que toda nuestra fuerza la hemos puesto en este ámbito en el que estamos tan especializados. Aunque también nos indica la preocupación que hay en las empresas por el tema de las presentaciones, que cada vez ocupa más espacio en el día a día y en el que no nos sentimos seguros porque nos faltan herramientas, de modo que acaban haciendo perder mucho tiempo.

Sin embargo, nos alegra encontrar también otro curso de comunicación pero de un ámbito diferente: el escrito. Es verdad que nosotros somos especialistas en un ámbito muy concreto. Pero no nos hubiéramos podido especializar en comunicación en público sin antes ser especialistas en comunicación. Así que no deja de ser un ámbito en el que nos movemos como pez en el agua y en el que queremos ir explorando mares en busca de nuevas perlas como este curso.

El curso revelación del año

SpeechWars prácticamente nació de un proceso de co-creación con un cliente para abordar la necesidad de seguir practicando el hablar en público más allá de los cursos que hacíamos con ellos. Sus límites eran claros: que sea formativo pero que no parezca formación, que sea muy divertido pero que aprendan técnicas concretas, que los alumnos estén haciendo cosas todo el rato pero que el conductor no suelte el volante nunca, que dure varias semanas pero que el compromiso (la asistencia) fuese muy alto.

Mezclamos todas esas necesidades, nuestros conocimientos en comunicación en público y nuestra experiencia pedagógica y lo pasamos por la turmix de la gamificación para crear un programa del que estamos especialmente satisfechos. Ha sido retador al tiempo que motivador y hemos aprendido tanto o más diseñándolo como los participantes del piloto en él.

El programa Speech Wars plantea una competición por equipos en paralelo a una competición individual donde semana a semana van sucediéndose pruebas de preparación de presentación así como de improvisación al hablar en público. Todo perfectamente medido para que la experiencia haya resultado un gran esfuerzo para los alumnos (por la dedicación y por los miedos que han tenido que romper) del que han salido muy reforzados, con nuevas técnicas en la cabeza y habiendo reído como hacía mucho que no hacían.

La empresa que sugirió y compró el piloto ya ha contratado dos ediciones. Y nosotros vamos a hablarte de él mucho este año porque estamos enamorados.

 

Habría mucho más que anotar en el balance del 2017 en el terreno interno, ya que, en cierto modo, ha sido un año de fortalecimiento interno. Hemos estrenado software de gestión de nuestra actividad, hemos mejorado los equipos técnicos, los materiales didácticos, muchas formación interna… Cosas que para nosotros tienen mucho valor pero con las que no te voy a aburrir ahora.

Porque ahora ya toca mirar al 2018, del que esperamos grandes cosas ya que por algo el 8 es nuestro número favorito.

 

 

By |2018-01-17T18:04:15+00:0017 enero, 2018|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies