Conocí a Josep hace más de una década, y siempre es un placer trabajar a su lado. Es casi una segunda naturaleza contar con su cámara en nuestros periplos, y por eso confiamos en la opinión plástica de quien está tras el objetivo.

Josep Martín Villacreces es una persona a la que le apasiona la fotografía y la formación a partes iguales y que ha hecho de ello su profesión.

Poco a poco nos acostumbramos a las TED Talks, con sus escenarios oscuros y su alfombra roja y redonda. Sin embargo, cada ponente hace gala de unas diapositivas muy personales que visten realmente la presentación. ¿Qué imágenes usarías para una presentación?

Las imprescindibles serían directas y elocuentes, dado que la imagen atrapa la atención llegando a eclipsar en ocasiones las palabras tan sólo deben ilustrar estas.

En esta época llena de mitos sobre la neurociencia mezclados con pura superchería, ¿qué crees hay de cierto y qué de inventado en la relación entre colores y sensaciones?

La visión de ciertos colores está asociada a nuestras sensaciones de forma que, por ejemplo, prestamos atención, incluso sentimos peligro ante un cartel que aun estando en un idioma que desconocemos tiene un fondo rojo o la combinación del amarillo y el negro.

Y en otro extremo está la cromoterapia,  técnica empleada en medicina alternativa cuyo objetivo pretende ser la curación de ciertas enfermedades a través del uso de colores, cuya efectividad pongo muy en duda.

Lógicamente presto atención al uso de las tonalidades en todas las imágenes que edito, teniendo en cuenta las sensaciones asociadas al color, como uno de los factores claves en la comunicación visual.

España es un país en el que parece muy difícil encontrar aprobación a un trabajo bien hecho, especialmente si éste es de apariencia resultona. ¿Consideras que el lenguaje visual es algo menospreciado en España?

Antes que menospreciado, es desconocido. Por ejemplo, es muy escasa la cultura fotográfica. El 90% de mis alumnos en los cursos de iniciación a la fotografía no recuerda el nombre de un sólo fotógrafo, aún afirmando que les gusta la fotografía. Lamentablemente es un hecho que se extiende en todas las artes.

Dinos algo imperdonable en una foto que tengamos que utilizar para una presentación profesional.

La deformación en la proporción de una imagen, con el torpe intento de llenar un espacio en una diapositiva. Es difícil permanecer sentado y no salir corriendo de la sala.

Vemos diapositivas a diario que tiran de imágenes de Internet con poca calidad. A veces siempre las mismas. ¿Qué recomiendas para los que quieran tener una biblioteca de imágenes propias?

Yo apuesto por el marketing honesto, huir del uso de banco de imágenes. Una foto de un equipo de trabajo en que las personas son modelos, que sabemos que no las vamos a encontrar en esa empresa, es un mal comienzo. Genera desconfianza. Por no hablar que encontraremos esa misma foto repetida en docenas de páginas distintas de otras empresas. Confiar en un fotógrafo profesional, para producir imágenes propias y de calidad.

¿Crees que se necesita un talento innato para conseguir fotografías de aspecto profesional y con cierto valor estético?

El talento innato es algo que tan sólo tienen algunos de los grandes maestros de la fotografía. También hay que tener en cuenta que una imagen “correcta” técnicamente no siempre transmite emociones. De forma que se puede aprender el manejo de una cámara en pocos minutos (disparando en automático), pero ser capaces de transmitir emociones es un aspecto que nos lleva mucho más tiempo y dedicación.

Para lograr buenos resultados hay que dedicar el mismo tiempo en hacer fotos, y en la observación y el análisis de las imágenes de los grandes maestros de la fotografía.

Deshagámonos por un rato de todo lo relacionado con el diseño de diapositivas y hablemos de las personas, de los speakers. ¿Qué consejo relacionado con la fotografía consideras esencial a la hora de labrarse una imagen de marca?

Coherencia, estilo y calidad en todas las imágenes, que contengan un discurso visual homogéneo a través de los formatos, tonalidades, planos y tipos de enfoque

Iluminación, vestuario, fondo, postura… Tú que te dedicas a fotografiar a los ponentes en escena supongo que son muchos los detalles que buscas. ¿Cuál consideras imprescindible para salvar una instantánea tomada en mitad de la charla?

Una buena luz, obviamente. Una sonrisa, el contacto visual entre personas y la gestualidad de las manos, en este orden. Todas juntas hacen una combinación ganadora.

Ahora que casi todos llevamos una cámara de fotos encima, proponnos un ejercicio que podamos hacer tan pronto acabe este artículo para conseguir la primera imagen de nuestra biblioteca.

Haz una foto de lo que nunca antes hayas visto fotografiado.

 

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.

By | 2017-09-07T11:39:40+00:00 26 marzo, 2014|0 Comments

Share This Story, Choose Your Platform!

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies