Cuando Carlos Martos de Cincomilisegundos contactó con nosotros para enseñarnos las posibilidades de videomapping ya comprobamos su perfil de pionero que le encanta, como a nosotros, experimentar y lanzarse a ofrecer a clientes nuevos niveles de calidad.

Después de años de organizar macroeventos y vestir a grandes estrellas del espectáculo decidió centrar su energía en abastecer al mundo corporativo. No sólo contamos con él cuando necesitamos alquilar algún equipo técnico con las máximas facilidades, Carlos enseguida se convirtió en nuestra referencia cuando el proyecto de nuestro cliente requiere de un montaje audiovisual profesional (sonido, iluminación, proyecciones, grabaciones, etc.).

Esta semana te lo presentamos con una entrevista donde descubrirás el mundo de las presentaciones desde otra perspectiva: la del técnico audiovisual.

 

Has trabajado muchos años como roadie, levantando de cero escenarios y eventos de diversas magnitudes. Ahora, con tu empresa, has decidido centrarte en preparar el lugar donde otros quieren presentar. ¿Cuáles son los problemas más frecuentes que encuentras durante la planificación de un evento?

La colocación de los proyectores. Algunos lugares no son propicios para proyectar imágenes por altura y distancias. Con la imagen no se puede jugar como con el sonido y la iluminación, es más matemático. Casi siempre se olvidan que va un proyector o varios.

 

En tu dilatada carrera profesional has visto puestas en escena de todas las índoles. ¿Las grandes empresas siempre invierten tiempo y dinero en el apartado audiovisual?

La mayoría de empresas grandes no preparan con demasiado tiempo el evento en sí, a veces invierten mucho tiempo en hacer un video de presentación con personas famosas y en costosas productoras, pero luego no eligen bien el lugar para lucir ese video.

También por desconocimiento de la tecnología piden siempre las mismas cosas y van a lo seguro.

 

¿Deberían los pequeños negocios y presentadores plantearse ese tipo de inversión?

Hace unos años lo audiovisual era mucho más costoso, hoy en día los aparatos son más sencillos y muchas cosas han pasado a un simple ordenador. Pero el estigma sigue ahí y desconocen las grandes posibilidades que podemos conseguir sin presupuestos desorbitados.

 

Desde tu experiencia, ¿qué pequeños detalles, que todo el mundo olvida, podrían mejorar inmensamente la calidad de un evento?

Tendrían que no ser tan fríos y pensar que hay personas viendo la presentación con los cinco sentidos activos y recibiendo información. Cualquier detalle (y a menudo defecto) se queda grabado en el subconsciente.

Las empresas se centran mucho en lo que se va a ver en la pantalla. Sin embargo los detalles más importantes de una presentación suelen estar fuera de la pantalla: la escenografía, el atril, la acústica, la comodidad de las sillas o la climatización pueden reventar el mejor discurso.

 

Últimamente has estado estudiando y practicando el videomapping. ¿Cuáles son las principales ventajas que has observado?

Las presentaciones ganan en impacto, llegando un 200% al asistente, que suele salir del evento emocionado, sorprendido por una experiencia diferente. Solo por el hecho de sacar las fotografías del típico PowerPoint y proyectarlas fuera de la pantalla —por ejemplo en otro lugar de la sala, suelo, techo o incluso en columnas—, el aspecto visual gana muchísimo.

 

Cuando estás preparando el apartado audiovisual de una escenografía, ¿qué es aquello en lo que más te fijas o prefieres asegurar para potenciar el efecto de tu trabajo?

Lo más importante para nosotros es transmitir con imágenes, iluminación y sonido lo que nuestro cliente quiere sacar de ese evento o presentación. El hecho de poner un tipo de música, un tono de iluminación o los colores de las imágenes, hace que los asistentes actúen o les afecte de una manera u otra ese evento. Para conseguir esa impresión colaboramos con creativos especializados como los de SpeakersLab y se efectúan demostraciones al cliente.

 

¿Quieres darles algún consejo audiovisual a nuestros lectores para cuando preparen su presentación?

El mejor consejo que puedo ofrecer es especialización. A pesar de que como sociedad hemos aprendido mucho del mundo audiovisual al haberlo incorporado a nuestra vida cotidiana, lo cierto es que se nota mucho la diferencia entre una presentación amateur y una verdaderamente profesional por la experiencia de los profesionales seleccionados para organizarla.

 

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.