Lo de Jordi con SpeakersLab fue amor a primera reunión. Compartimos gran pasión por la comunicación y además desde una perspectiva de trabajo y una afinidad por la colaboración que nos hicieron empastar enseguida. Jordi Gràcia es un reconocido periodista en los medios catalanes que -como él mismo dice- no ha hecho nada más en toda su vida que comunicar. ¡Y así se ha ganado la vida! Nosotros celebramos que un día decidiese que ya tenía suficiente know-how como para empezar a compartirlo con el mundo.

En esta entrevista, queremos que os adelante un poco sobre el próximo taller “Hablar para Medios” que vamos a compartir con él.

 

Jordi, este es uno de los talleres que más nos han pedido porque exponerse a los medios genera muchas inseguridades, ¿dónde crees que reside el miedo a los medios de comunicación?

En su desconocimiento; no sólo del medio sino del trabajo que realiza un periodista. Piensa que las dos partes queremos lo mismo hacer una entrevista donde queden las ideas claras y sacar un titular atractivo para que tenga el máximo de repercusión.

La inseguridad o como tu dices el miedo a los medios es imposible que siga existiendo una vez entiendes como funciona nuestro mundo. Y los medios convencionales; tele, radio y prensa, siguen siendo una oportunidad brutal para comunicar nuestro mensaje. No lo podemos desaprovechar.

 

En tu larga carrera has tenido oportunidad de entrevistar a montones de personas, ¿cómo es para un periodista el entrevistado ideal? ¿Qué esperas de un invitado cuando le abres las puertas de un medio?

El entrevistado ideal es aquel que quiere contar cosas y sabe contarlas. Por eso muchas veces vemos a los mismos especialistas por televisión año tras año hablando de las mismas cosas aunque no sean necesariamente los mejores en su campo.

Esa es la razón por la que saber comunicar abre tantas puertas en los medios y en otros ámbitos de nuestras vidas. Cuando traemos un entrevistado por primera vez a un programa, miramos siempre en Internet alguna intervención suya. En función de lo que vemos -y evidentemente la importancia del tema- decidimos invitarlo o no. Es así de sencillo.

 

¿Cuánto hay de habilidad natural y cuánto hay de técnica para salir con éxito de una intervención con un periodista?

Antes de nada, decirte que en los medios la naturalidad es lo más codiciado. Todos los grandes comunicadores modernos a diferencia de hace 50 años son naturales: Jordi Basté, Jordi Ébole, Pablo Motos, Andreu Buenafuente… Si los ves en el plató y fuera del plató se expresan igual, utilizando los mismos giros dialectales, el mismo humor, etc.

Volviendo a tu pregunta, una conlleva la otra. Si conocemos las técnicas de la comunicación nos sentiremos más seguros. Si nos sentimos más seguros estaremos más cómodos y desde la comodidad es mucho más fácil ser naturales. Al fin y al cabo todos somos naturales cuando nos encontramos cómodos en un entorno.

La buena noticia es que muchas de las técnicas no debemos aprenderlas porque las hacemos de un modo innato. Las hemos aprendido con los años inconscientemente. Las técnicas sirven para hacerlas conscientes. Saber lo que hacemos nos permitirá de un modo natural poder decidir cuando y como utilizar esas técnicas para conseguir comunicar de un modo brillante.

 

¿Así de fácil?

Sí, en España aún estamos muy atrasados. De modo que con solo aplicar algunas de las herramientas los avances que se experimentan son tremendos. Para mí es uno de los campos donde hay más por recorrer en nuestro país y donde es más fácil marcar las diferencias.

 

jordi_gracia_2Ante una entrevista que se está complicando, ¿qué no debería hacer nunca el entrevistado?

Un alarde de testosterona contra el periodista te deja en una mala situación y recuerda que no juegas en casa. Además no te permite razonar bien lo que dices. No es buena idea tomar posición de ataque.

Si me hablas de entrevistas delicadas, deberemos utilizar la retórica y unas estructuras simples que sirven para desactivar preguntas incómodas. Y para eso hay técnicas concretas que seguramente saldrán en el workshop.

Pero en general, es difícil que una entrevista se complique si sabes como afrontarla. He escuchado muchas veces al entrevistado decir “¡pensaba que iba a ser peor!”.

 

Estamos deseando que llegue el taller del próximo 28 de octubre para practicar contigo estas habilidades. Déjanos claro quien NO debería asistir al workshop de Hablar para Medios.

Quién no dé valor a saber comunicar. No tengo intención de insistir en eso. Saber comunicar abre muchas puertas y esa es una ventaja competitiva principalmente en el mundo laboral pero también en el personal. En los países anglosajones ya se les presupone a todos los profesionales que llegan a cierto nivel, pero aquí sigue siendo una virtud muy codiciada. Si no lo ves así, no te va a valer la pena inscribirte al taller.

 

Vamos a animar a aquellos que estén pensando si es una buena idea salir en los medios, ¿recuerdas algunos casos en los que una intervención en los medios haya sido el punto de inflexión que ha catapultado un proyecto, una idea, una persona o una empresa hacia el éxito?

Lo primero que se me viene a la cabeza son casos opuestos: intervenciones en televisión o radio que han acabado con una idea, han dejado en mal lugar una marca, han agravado una crisis o han desprestigiado al propio entrevistado. No voy a dar nombres, porque seguro que todos los lectores tienen alguno en mente. Desgraciadamente una mala intervención tiene más repercusión y es más recordada que una buena.

Sin embargo, también hay muchos casos de éxito tras pasar por los medios. Yo me quedo, por su singularidad, con Leopoldo Abadía. Triunfó con 70 años por su capacidad de explicar la economía y ha hecho una fortuna de ello. Os sorprendería la cantidad de dinero que ha ganado con sus libros e intervenciones televisivas. No hay nada que él explique que cualquier economista mínimamente competente no pueda explicar, pero su naturalidad y claridad en el mensaje han sido y siguen siendo claves.

 

¿Qué es lo primero que debería hacer uno de nuestros lectores si un medio reclama su participación?

De entrada saber el medio de comunicación que los solicita y por qué nos puede interesa dar esa entrevista. Desde aquí se construye la intervención.

 

Para terminar, declara un compromiso con los participantes que se están apuntando al workshop de Hablar para Medios. “Yo, Jordi Gràcia, prometo que…”

…después del taller nunca más veréis a los medios de comunicación con miedo o desconfianza. Entenderéis que los periodistas somos vuestros aliados.

 

ws hablar para medios