Lo reconozco, cuando empecé a ver las primeras presentaciones en Prezi también me quedé prendado de sus zooms, sus transiciones, sus fondos… Después empecé a ver algunos ponentes que las utilizaban en sus presentaciones y algo no me acababa de encajar.

Caí en el mismo error en que caímos muchos cuando empezamos a alucinar con los cada vez más esperpénticos efectos (transiciones, animaciones y ¡hasta títulos en 3d!) del denostado Powerpoint. Y a lo mejor el éxito del Prezi está precisamente en la huída del Powerpoint.

Sin embargo, el uso de esas genialidades visuales de Prezi tienen exactamente el mismo problema que las del Powerpoint: que son efectos hechos para llamar la atención. Y eso está muy bien si pretendo que la audiencia se enganche a la pantalla ignorando el resto, pero va a ser un importante distractor del ponente.

En mi opinión, Prezi es una genial herramienta para enviar presentaciones cerradas por mail a un cliente, por ejemplo, presentando un producto, servicio o nuestra propia empresa. Incluso puede ser útil para crear clips que insertar en tu presentación. Para dirigir un webinar o videoconferencia donde el ponente no está visible. A lo sumo, en formación muy largas, con pocas transiciones, sería bastante discreto.

Sin embargo no me parece apropiado para las presentaciones con audiencia por los siguientes motivos:

 

Por qué no abusar de Prezi

  • Atraen demasiado la atención restando protagonismo al presentador.
  • Refuerzan el marco presentador+presentación, recordando al público que es público y esto disminuye su implicación emocional.
  • Sus estímulos visuales actúan como distractores desconectando al oyente del discurso del ponente.

Sigo apostando por presentaciones simples, con el menor protagonismo. Siempre comento en mis cursos que la mirada de la gente no deberían estar viajando entre el presentador y la pantalla sino que deben ver al presentador integrado en una pantalla que hace de decorado.

No es que sea un hater de Prezi, al contrario, reconozco las ventajas de un programa gratuito, que trabaja en la nube y que en pocos clics te permite crear un aspecto sorprendente. Pero, como cualquier herramienta hay que saber cómo y cuándo utilizarlo.

 

presentaciones dinámicas con prezi