Actualmente, se ha interiorizado tanto el uso de presentaciones gráficas como las realizadas en powerpoint que prácticamente la preparación de una presentación consiste en crear el archivo.

Sin embargo, el efecto que tiene este abuso del powerpoint es completamente nefasto.  La audiencia tiene que elegir entre leer la pantalla y escuchar al ponente. La mayoría de las personas elegirán leer y el ponente pasará a ser un elemento secundario. Desde ese punto el ponente ya no controla la presentación sino que se convierte en un obstáculo: distrae mientras intento leer, me tapa la pantalla, lo pasa antes de que me de tiempo a leerla…

Para evitar esta situación, el powerpoint debería utilizarse sólo como apoyo visual para ciertos conceptos que apoyan el discurso sin quitarme protagonismo. El powerpoint no debería ser:

  • El guión de la presentación. Éste debe estar en la ficha que lleve el ponente
  • El repositorio de datos. Podrían darse en una documentación directamente.
  • El sitio para colocar los esquemas complejos. Cuanto más complejo sea, más explicación necesitará y al final todo girará entorno al powerpoint.

Alguien que tenía muy claro esto, fue uno de los pioneros en la revolución de las presentaciones, Garr Reynolds, un consultor en comunicación y marketing que trabaja con marcas de primer nivel, autor de varios libros en la materia de presentaciones. Su inspiración para hacer un buen powerpoint es el arte Zen que descubrió en Japón donde reside.

Podemos seguir sus consejos y elaborar una presentación visual conforme a los requisitos que sintetiza con mucho acierto en su libro Presentación Zen.

Requisitos de un buen powerpoint

  • Diseño: que sea agradable y atractivo.
  • Historia: que cuente la misma historia del dicursos.
  • Coherencia: entre las diapositivas y los demás elementos.
  • Empatía: pensada para verse desde el público.
  • Emocional: utilizar metáforas, imágenes de impacto que conecten con lo emocional.
  • Significativo: integrado totalmente con el discurso, que sea necesario.

En cualquier caso, no conviertas nunca tu presentación en una lucha entre tú y tu powerpoint por captar la atención del público.

 

Si quieres crear tus propios diseños fácilmente es justo lo que vamos a trabajar en el taller “Presentaciones Atractivas con PowerPoint”. Si te animas a asistir, compartiré toda mi artillería contigo. Haz clic aquí para informarte de los detalles

ws presentaciones atractivas powerpoint