Déjame ahorrarte uno de los fallos que, como principiante, me llevó duplicar las horas de trabajo cuando preparaba mis primeras presentaciones: seleccionar el formato de diapositiva equivocado. Porque pasa que, cuando no caes en este simple detalle, te pones a diseñar tus pantallas con la configuración por defecto, sin más. Pero entonces, cuando ya estás al final del diseño, piensas dónde va a ir proyectada y es cuando recuerdas tomar la mejor decisión entre presentaciones en 16:9 y en 4:3.

Las diapositivas de PowerPoint, por ejemplo, son por defecto 4:3. Exactamente la proporción cuadriculada de las antiguas teles y monitores. Cuando muestres las diapositivas en un monitor panorámico, te quedarán unos laterales negros que reducen las posibilidades aprovechar la pantalla. Y queda feo, la verdad.

Si te puede la pereza, lo dejarás tal cual y pensarás que la próxima vez ya te acordarás —¡tenemos mucha fe en nuestra capacidad de recordar!—. Si eres de los maniáticos, como yo, cambiarás el formato del documento y contemplarás cómo todo se descuadra. Y te tocará volver a retocar diapositiva por diapositiva para dejarlas presentables.

Estaría muy bien si PowerPoint, en vez de decirnos “Haga clic para agregar título”, nos avisara con un “Seleccione el tamaño adecuado antes de empezar”.

Pero no es así. Por eso te propongo que antes de empezar a llenar tus diapositivas pienses en este aparentemente pequeño detalle.

 

Diferencias entre presentaciones en 16:9 y en 4:3

Actualmente casi todos los monitores, proyectores y televisiones son 16:9, también llamado panorámico o widescreen, aunque el 4:3 se conoce como estándar por ser más tradicional.
De hecho PowerPoint desde su versión 2013 ya tiene por defecto el formato 16:9 para incentivar a los usuarios a que se pasen a este formato de presentación aunque se sientan incómodos con el cambio. Si no estás tan al día, es tu responsabilidad cambiar el ratio de aspecto en cada nuevo documento que vayas a proyectar en un medio más tradicional.

aspect-ratio
Aunque si lo que pretendes es que tu presentación sea vista en un dispositivo móvil (como una tablet) personaliza el tamaño si tu plataforma de diseño te lo permite. Si, en cambio, debes elegir entre estos dos —por ejemplo, Prezi no permite personalizar el tamaño—, entonces tu formato es el 4:3, pues el ratio 16:9 no llena toda la pantalla en las tablets y tendrás las temidas franjas negras.

También si quieres estar en Slideshare, te recomendamos trabajar en 4:3. Supongo que porque querrán buscar la versatilidad para ser visitados desde ordenador o tablet pero el caso es que su formato es el estándar.

En general, por lo que ves, si buscas presentar ante una audiencia decántate por el 16:9. Si lo que estás diseñando es una presentación para llevar contigo o enviar por mail, un formato 4:3 te dará menos problemas.

 

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.
By | 2017-09-07T11:39:35+00:00 18 marzo, 2015|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies