El pasado viernes me encontré rodeado de personas con profesiones e inquietudes totalmente distintas, desde apasionados creativos publicitarios a malabaristas de la gestión de proyectos. Todos ellos deseosos de comunicar eficientemente. Todos ellos interesados en dejar de hacer presentaciones del montón -las que todo el mundo hace- para vender más, implicar mejor en un cambio o transmitir la ilusión de un proyecto.

Y es que el viernes pasado, 8 de noviembre, llevamos a cabo la primera edición en abierto de Mensaje Potente para Presentaciones Wow! en Barcelona. Nos citamos en Tuset Centro de Negocios donde Natalia, como responsable, y su equipo nos prestaron su máxima ayuda y fueron totalmente acogedores con nosotros. Pasamos el día descubriendo la importancia de tener un mensaje coherente y sólido en un mundo en el que se da por sentado que lo importante lo aporta el powerpoint y la programación neurolingüística for dummies.

Mensaje Potente 34

Tuvimos soportes importantes. Hans Rosling nos sirvió para demostrar que las diapositivas están sobrevaloradas; Steve Jobs, Ashton Kutcher, Stacey Kramer y Ric Elias desplegaron un abanico de técnicas comunicativas efectivas y necesarias; Richard St. John nos ayudó a perfilar la versión para hablar en público del show, don’t tell literario.

Y la sorpresa de nuestros cursos, por supuesto. Ésa también nos ayudó a encajar las piezas importantes de un discurso.

Porque eso era lo que queríamos, acercar una nueva manera de presentar. Recorrimos juntos todo el proceso, necesario. Afilamos el hacha preparando la estrategia que seguiríamos y encontramos las palabras que engancharían a una audiencia. Jugamos con las ideas y las bajamos de las nubes para plasmarlas en papel. Pensamos en el Big Bang que necesitan nuestras presentaciones y del que tantísima gente se olvida (¡o teme!). Desvelamos la importancia de los siguientes pasos y cómo convertir una  presentación en un evento inspirador en el que la audiencia no es atrezzo. De qué va eso de contar en lugar de explicar. Y a discernir lo bien que suena el tachán de un cierre magnífico.

Mensaje Potente 18

En definitiva, llevamos a cabo una primera edición de Mensaje Potente para Presentaciones Wow! muy divertida y enriquecedora y, creemos, demostramos que se puede romper con las charlas y ponencias del montón con echarle ilusión y ganas. Las mismas que me empujaron con la excitación de arrancar una edición, las que me transportaron minuto a minuto a través de las dudas y las reflexiones —propias y de los alumnos—, y las que, al final del día, me dejaron con esa sensación de feliz satisfacción.

Estoy deseando tener delante otro grupo para compartir los trucos de un Mensaje Potente.

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.