Aún hay mucho descreído del lenguaje corporal. Sin embargo, hay que asumirlo: un presentador que se planta en un escenario y no mira a su audiencia, que titubea o no sabe moverse, jamás creará impacto o influirá sobre su público.

Da igual lo bien construido que esté el discurso. Cuando el narrador carece de emociones o expresividad, los oyentes desconectan al tercer minuto. Llámanos raros, pero todavía seguimos prefiriendo comunicarnos con personas reales antes que con autómatas.

¿Puede haber algo peor a que te ignoren después de todo el tiempo invertido en preparar la presentación?

Sí, puede ser peor aún. Puede ser que en vez de ser inexpresivo, de manera inconsciente, estés enviando mensajes erróneos a tu audiencia con tu lenguaje corporal. Nuestros clientes alucinan bastante cuando aprenden que su comunicación no verbal dice cosas como: “no me importa tu opinión, dedícate a escuchar”, “ni yo me creo lo que estoy diciendo” o “este producto no es para ti”.

Aunque sean mensajes que te pasen desapercibidos cuando los emites, te aseguro que el subconsciente de tus oyentes los registran. Quizá desconozcan exactamente por qué, pero desde luego ni conectan contigo, ni te creen, ni te comprarán.

Tu audiencia te recordará más a ti que a tus palabras

Cuando hablamos en público es esencial controlar las técnicas de lenguaje corporal. Cómo usamos los ojos, las manos y el cuerpo es determinante para conseguir credibilidad, atención y empatía con la audiencia.

El público caza mucho más rápido las emociones: si te apasiona el tema del que hablas, si puede confiar en ti, si sería interesante conocerte en persona… o todo lo contrario.

Además, un lenguaje corporal adecuado mejora automáticamente la expresión oral. Son dos habilidades íntimamente ligadas que distinguen a los grandes oradores de quienes sólo reproducen textos vacíos de expresión.

Sacar partido a tu comunicación no verbal cuando hablas en público es un reto ineludible para el que quiere ser eficaz en sus presentaciones. Porque gran parte de tu mensaje se apoya precisamente en tu lenguaje corporal.

Tu lenguaje corporal transmite mucho más que tus palabras

El Dr. Mehrabian es una referencia (con permiso del gran Eckman) por sus estudios y publicaciones sobre la relación entre comunicación verbal y no verbal. Sus descubrimientos respecto a la importancia de la coherencia entre la comunicación verbal y no verbal han inspirado la mayoría de manuales, teorías y formaciones de comunicación.

El profesor Mehrabian describió la regla 7%-38%-55% que aún hoy sorprende a mis nuevos estudiantes. Según esta regla, sólo el 7% de nuestra comunicación está en las palabras mientras que el 93% de lo que la audiencia creerá y recordará está en el cómo lo decimos (38% en la expresión vocal y 55% en el lenguaje corporal). Ante este hallazgo, Mehrabian (y cuantos venimos detrás) insistimos en lo importante de poner más atención en ese 93% de mensaje que lanzamos descontroladamente que, en muchas ocasiones, anula el discurso por bueno que sea.

 

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.