A veces por vicios adquiridos, por imitación o porque perdemos el control cuando nos ponemos ante un público, resulta que utilizamos frases basura en presentaciones que pueden ser críticas.

Las llamamos frases basura porque realmente sobran, no aportan nada, ensucian tu discurso y te harías un favor si las sacaras de tu vida.

Y ya no me refiero a los “ahhh”, “mmm” y “ehhh” –que también- sino a otras expresiones que deliberadamente salen de nuestra boca y generan un efecto negativo para la audiencia.

Te listo algunas para que pongas atención y no caigas en sus pésimas consecuencias. Toma nota de ellas.

10 frases basura en presentaciones

  • Estoy un poco nervioso” o expresiones de tus debilidades que predisponen el público a desconfiar de tu papel como conductor de la sesión. Y de todas maneras, todos nos ponemos nerviosos cuando subimos a un escenario, no hace falta que lo expliques.

 

  • Esto no funciona”. Quejarse de que el proyector, la luz, el aire o el audio no funciona sólo sirve para poner el foco en el defecto cuando tu esfuerzo debe dirigirse a mantener la atención en el contenido, en tu mensaje.

 

  • Aunque no lo veréis muy bien…” Si sabes que una diapositiva no se va a leer bien o se no se va a ver bien ¡no la pongas! Es una muestra de poca preparación y una falta de respeto que además TÚ te encargas de subrayar.

 

  • Como vamos mal de tiempo, esto me lo salto”. Una manera poco adecuada de comunicarle al público que no has ensayado ni tienes control sobre el tiempo. Si es el caso y debes saltarte alguna parte o diapositiva, al menos no lo comentes.

 

  • Ya estamos terminando”. Una frase que quita todo el valor al discurso, que te presenta como un obstáculo o problema para conseguir la meta: marcharse. Mejor que tengas más respeto por el tiempo de tu audiencia y termines a la hora sin necesidad de hacer una cuenta atrás.

 

  • No hace falta que apuntéis, luego os enviaré el powerpoint”. El mensaje detrás de estas palabras es “no hace falta que escuchéis; lo importante no soy yo sino el powerpoint; podíamos habernos ahorrado esto si os lo hubiera enviado antes”. Por eso no sé si es peor que lo digas o que te lo sugieran.

 

  • Si tenéis cualquier pregunta, interrumpidme” dando permiso a que sea la audiencia quien escriba el guión de la presentación. Ya hablamos en otro artículo sobre cuándo y cómo deben incluirse las preguntas en una presentación.

 

  • Como veis aquí…“–utilizando el puntero laser. Este modo de llamar la atención sobre algo es totalmente ineficaz. No se ve bien y perdemos más tiempo buscando el punto que fijándonos en el contenido. Si una diapositiva necesita de un puntero para destacar algo, es que la diapositiva está mal construida.

 

  • Evidentemente” y otras palabras de relleno (claramente, obviamente…), que no aportan significado y los oradores más experimentados utilizan en lugar del “ehhh”. Su función sigue siendo la misma: ninguna.

 

  • Como conclusión…”. No hace falta avisar de que llega la conclusión, eso recuerda a tu audiencia que sigues un guión y le sitúa en el rol de espectador. Un mensaje de cierre apropiado tendrá la fuerza suficiente (y la comunicación no verbal ayudará) para que todo el mundo entienda que se ha terminado.

 

Por ecológicos que nos pongamos, créeme, no vale la pena reciclarlas. Limítate a eliminarlas y tu presentación subirá muchos puntos.

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.