Tenemos por costumbre no hacer vacaciones en agosto. ¡Y es que es un mes en el que se trabaja tan bien! El teléfono casi mudo, al mail sólo llega algún spam despistado, los días son largos y el calor invita a quedarse en el despacho bajo el aire acondicionado. Inmersos en ese ambiente de productividad, aprovechamos para darle un vuelco a nuestra imagen y ponerla al día. La nueva web es sólo la punta del iceberg de todo lo que tenemos previsto para este nuevo curso. ¡Esperamos que te guste!

Cambiamos porque nos apetecía y porque el entorno lo demandaba. Es más: creemos que no hay nada más peligroso para la evolución que evitar cambiar algo solo porque siempre fue de una manera. Es una patología que también encontramos en las presentaciones, especialmente las corporativas. Unos y otros se traspasan las plantillas o reutilizan de un lustro para otro los mismos powerpoints. Sin embargo, las presentaciones pierden encanto con el tiempo. ¿Quieres saber por qué?

Los motivos principales de las presentaciones caducadas

Los medios técnicos progresan

Que hoy construyamos presentaciones más atractivas, dinámicas o impactantes está íntimamente relacionado con el desarrollo del software. Exigía mucha fe esperar resultados impresionantes de Powerpoint 4.0.

Afortunadamente, los programas cada vez ofrecen más recursos para expresar nuestras ideas con veracidad e impronta. Y no sólo los programas: las tablets, los micrófonos, las pizarras táctiles, los mandos o artilugios como chromecast. Los medios técnicos abren infinitas oportunidades para levantar versiones mejoradas de tu presentación. ¿Les darás la espalda?

Las imágenes corporativas evolucionan

La misión de la imagen de empresa es comunicar sus valores, conectar con sus públicos y sugerir qué tipo de personas hay detrás. Es normal que una empresa cambie al ritmo del entorno que la condiciona. Es más: marcas asentadas durante generaciones retocan de tanto en tanto su imagen acorde a los cánones estéticos del momento.

Pero, ¿qué sentido tiene cambiar un logo y dejar el resto de documentos anclados en el siglo XX? A menudo, la actualización de la plantilla corporativa se limita a eso, a poner el nuevo logotipo en la esquina del papeleo y punto. Déjame decirte, si te reconoces, que la imagen incluye muchas más cosas y que las presentaciones están dentro de esas cosas. Atiende a esos detalles o estarás ofreciendo una imagen poco sólida.

La estética es cambiante

En la historia tenemos grandes ejemplos de cómo mutan las modas. Ignoramos cuánto tiempo queda hasta que alguien nos salve de los hipster y su manía de adueñarse de lo moderno desde antes de que fuera mainstream. Pero esa nueva tendencia traerá consigo una nueva forma de ver las cosas y, como los colores y formas planas se comieron los degradados, un nuevo orden estético se impondrá en nuestras vidas cotidianas. Lo queramos o no, la estética y aquello que nos gusta cambia constantemente.

Hace apenas diez años, presumíamos de teléfono diminuto y plano y nos reíamos de los primeros telefonazos (el Tochorola, que decía mi hermano). Hoy nadie se extraña de ver móviles que se asemejan a las tv portátiles de los 90, pero sin antena. Como el espectador de hoy es atraído por cosas que ayer aborrecía, necesitas ejecutar pequeñas modificaciones para modernizar tus presentaciones. A menos que quieras que tu contenido suene caduco.

Hay presentaciones que con un brochado se quedan como nuevas. Las hay que se han dejado abandonar y ahora necesitan un lifting agresivo. Todo lleva tiempo y esfuerzo. Toca ponerse al día de la estética, saber manejar la imagen corporativa y aprender a controlar las nuevas tecnologías.

Pero, en serio, si te come la pereza o te parece mala idea invertir recursos para actualizar tus presentaciones, mejor no las enseñes. Malgastas tu tiempo y el de otros presentando con un material que jamás te ayudará a conseguir tus objetivos.

Ahora piensa en qué presentación lleva más tiempo contigo. ¿Hace tiempo que se convirtió en una de esas presentaciones caducadas? ¿No te gustaría verla con otros ojos?

 

Si crees que necesitas ayuda para conseguirlo, no dejes de visitar nuestro servicio de producción de presentaciones. Seguro que te podemos ofrecer lo que estás buscando.