¿Eres de las personas que por la mañanas saltan de la cama con energía para comerse el mundo? ¿O eres de las que arrancan a su ritmo y el mundo que espere? Tu cronotipo está marcado por tu reloj biológico y determina cuando es el mejor momento para dormir, para crear, para tomar decisiones o hacer otro tipo de tareas.

La manera en la que cada cuerpo gestiona el cortisol, la melatonina, la presión sanguínea, el azúcar en sangre, la temperatura corporal y el nivel de alerta es la que determina diferentes maneras de afrontar la vida diaria.

Sobre este tema, me ha interesado el libro The Power of When de Michael Breus, que describe cuatro cronotipos básicos: oso, león, lobo y delfín. Puedes hacer un quiz online para descubrir quién eres tú. Solo tengo espacio para hacer una pincelada, pero si te interesa saber más sobre tu cronotipo y aumentar tu productividad, te recomiendo echar un ojo al libro.

Cómo es cada cronotipo

León

Los leones, en lo alto de la cadena alimenticia, son cazadores tempraneros para tener su ración y poder descansar el resto del día. Por eso lo utiliza para definir a las personas más orientadas a la primera hora de la mañana, con ansiedad por abordar tareas y acabarlas lo antes posible para tener una tarde libre y tranquila. El león es más estratégico, estable, práctico y optimista.

Oso

Los osos en la naturaleza se adaptan a las circunstancias. Cualquier momento es bueno para dormir, cualquier momento es bueno para cazar. Simplemente aprovechan las oportunidades que se presentan. La mitad de las personas tienen este cronotipo. Les gusta divertirse, dejarse llevar por lo que va pasando en el día, su energía va creciendo y decreciendo siguiendo el curso de la luz solar. Cautos, amigables y abiertos de mente, priorizan la felicidad, el confort y evitan los conflictos.

Lobo

Los lobos son cazadores nocturnos. Todo el día esperando a que llegue la noche para soltar su testosterona. Las personas con este patrón parecen ir despertando a medida que oscurece. Se vuelven más ingeniosos, más rápidos, más creativos y extrovertidos. Son impulsivos, creativos y (sobre todo cuando hay sol) malhumorados o pesimistas.

Delfín

Los delfines reales duermen solo con la mitad de su cerebro. La otra mitad permanece despierta y alerta, centrada en nadar y vigilar a los predadores. Este patrón, el más escaso en la población, encaja bien para los insomnes: siempre alerta, cualquier ruido o cambio de luz puede despertarle y su cerebro no para de pensar da igual si es de día o de noche. Tendencia a ser introvertidos, neuróticos e inteligentes. Evitan el riesgo y se pueden obsesionar con la perfección y los detalles.

Personalmente me reconozco león, especialmente porque estoy a tope a primera hora de la mañana, a veces me despierto como a las 5.00 y no puedo quedarme en la cama, necesito saltar a escribir o diseñar algo. Eso sí, a partir de las 17h empieza un festival de bostezos y me cuesta mucho alargar la jornada.

Por eso siempre estoy más activo cuando me toca un curso de mañanas que de tardes. ¿Está influyendo mi cronotipo en mi calidad como ponente? Por si es así, vamos a ver qué conclusiones puedo sacar investigando un poco más estos patrones…

Qué tener en cuenta si quieres presentar según tu cronotipo

Hay dos factores clave que marcan tu actividad que influyen en tus presentaciones:

  • El nivel de alerta. Necesitamos localizar el mejor nivel de alerta porque es cuando más preparados vamos a estar para exponer. Estaremos más despiertos, más atentos a la audiencia y sus reacciones, más rápidos y ágiles mentalmente.
  • El nivel de productividad. Por otro lado, queremos dedicar nuestras puntas de productividad para las fases de preparación: preparar la estrategia, elaborar el discurso o preparar el powerpoint, por ejemplo.

Según estas directrices, podríamos ver, cómo es mejor plantearte tu presentación según tu cronotipo.

  • Un león no debería dejar sus presentaciones para la segunda mitad de la tarde porque la energía va a estar mucho más baja y los bostezos van a empezar a aparecer. Si eres león, plantea prepararte por la mañana temprano, donde tienes tu punta de productividad, y ubicar tus presentaciones al mediodía, cuando tu nivel de alerta es mayor.
  • Un oso tiene un periodo de alerta amplio: desde media mañana a media tarde. Por lo que, si es tu caso, como venimos diciendo no tienes una predilección horaria para hacer tus tareas, podrías hacer una presentación cuando encarte. Te adaptarás al horario y harás un buen trabajo si es dentro de esa franja. Eso sí, tu nivel de productividad máximo es antes del mediodía, aprovecha estos momentos para la preparación.
  • Si tú eres un lobo debes reconocer que activarte antes de las 9 de la mañana es una tortura y si te obligan a hacerlo estás medio zombi hasta bien pasado el mediodía. Sin embargo, es difícil que sientas cansancio antes de la medianoche. De hecho, tu hora de máxima atención son las 19h, perfecta para conducir una presentación. Si hablamos de preparación, tu productividad es máxima a última hora de la mañana o a última hora de la tarde.
  • El delfín, por tu sueño ligero, sueles levantarte con sensación de no haber descansado. Pasas el día tratando de recuperarte y tienes un repunte al atardecer, ya que tu nivel de alerta es justo tarde por la noche. Pedirte presentar en cualquier otro momento es un esfuerzo demasiado grande. Harías mejor papel haciendo stand up comedy en un late night que en presentaciones corporativas. Sin embargo, tu productividad se reparte durante todo el día en fogonazos de inspiración que te llegan y absorben toda tu energía. Yo quizás no contaría con un delfín para exponer, pero lo querría en el equipo que las prepara.

Por supuesto, como en cualquier taxonomía que pretenda clasificar conductas, pueden existir híbridos o tendencias.

Eso sí, Michael Breus nos alerta de que, sea cual sea nuestra configuración, no podemos cambiar nuestra genética y que intentar luchar contra tu naturaleza es una guerra perdida.

Todas estas recomendaciones dan por cierta la teoría de Breus. Ahora te toca a ti creérte o no este sistema de etiquetas.

acceso presentaciones memorables