Nos preocupa que nuestras presentaciones conecten con la audiencia. Era de esperar que tarde o temprano pensaramos en cómo incorporar las redes sociales, a las que todos estamos más o menos conectados, con nuestras presentaciones. Si lo usamos correctamente, interactuar con Twitter en una presentación puede ser una potente herramienta para conseguir la unión con el público.

Cuando el grupo es numeroso, romper la cuarta pared es complicado, así que lanzar preguntas y recoger el feedback a través de Twitter aporta un protagonismo a la audiencia que ayuda a que se sienta más útil y cerca de nosotros. Para conseguirlo existen aplicaciones como SlideKlowd, que permiten proponer votaciones o encuestas que puedan responder desde sus móviles y cuyos resultados podemos compartir instantáneamente. Aunque existe la complicación de que los asistentes deben instalársela y aprender a manejarla.

Sin embargo, tiene más sentido usar Twitter en una presentación, pues la mayoría de la gente lo tiene instalado de serie en sus tablets y smartphones y, probablemente, lo usan a menudo. Esta es la razón capital por la que queremos compartir estos consejos contigo:

 

Cómo sacar partido de Twitter en una presentación

#Elige un hashtag

Lo primero que debes hacer es elegir el hashtag que identificará la conversación sobre tu charla. Debe ser corto, específico y fácil de recordar, y nunca está de más una ayuda visual permanente (como, por ejemplo, en una esquina de tu diapositiva o de su documentación).

También es posible dirigir tu interacción a diferentes áreas de tu presentación. Para conseguir ese efecto, distingue entre un hashtag general para el evento y otros hashtags secundarios para cubrir temas, bloques o preguntas concretas.

Filtra la conversación

Como si fueran las antiguas salas de chat, necesitamos una aplicación tipo TweetChat para filtrar y mostrar todas las conversaciones relacionadas con el hashtag que tú quieras. Si proyectas el contenido de esta pantalla, todo el mundo podrá seguir con transparencia lo que está pasando.

Define un moderador

Necesitarás que alguien de tu equipo te ayude a pausar y reactivar la lista para que no se convierta en una cascada incontrolable de mensajes. También puede ir marcando los más interesantes, bloquear boicoteadores y trolls, o retwitear algunos mensajes para que impacten más allá de la sala.

Mantén la conversación viva

Aunque termine la presentación, estar vinculado con toda tu audiencia a través de unos hashtags consigue que sigas en contacto con ellos. Contesta sus preguntas, agradece los elogios y acepta las críticas que te lleguen. A fin de cuentas, esperábamos esa conexión, ¿no?

 

¡Ah, una cosa muy importante! No dejes que esta herramienta te aparte de tu objetivo. Usar la tecnología y los efectos técnicos es una tentación que tiende a deslumbrarnos y distraernos de nuestro mensaje. Evita que Twitter acabe eclipsando tu contenido. Para eso, lo mejor es determinar espacios claros, como “Momentos Twitter” en que la audiencia coja su móvil. En esos ratos, destina un tiempo a los tweets y después retoma tu charla.

 

¡ACCEDE A MÁS CONTENIDO!
Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás totalmente GRATIS la guía "Prepara tu Presentación en 25 Pasos" que ha convertido en mejores presentadores a cientos de personas.
100% libre de spam. Lo odiamos tanto como tú.